domingo, 19 de diciembre de 2010

El sol de los Scorta, de Laurent Gaudé

 

Laurent Gaudé muestra un ejemplar de "El sol de los Scorta"

Laurent Gaudé es dramaturgo y novelista. Con “El sol de los Scorta”, su tercera novela, ganó el Premio Goncourt en 2004. Se trata del galardón literario más prestigioso en Francia.

Con su segunda novela, “El legado del rey Tsongor”, había ganado ya el Premio Goncourt de los Estudiantes y el Premio de los Libreros (otorgado por libreros de Francia, Bélgica, Suiza y Canadá). Y sólo tiene 38 añitos (nació en 1972).

No hay demasiada información sobre este autor en Internet, al menos en castellano. Sobre su vida, poco más que lo que se nos cuenta en la solapa del libro. Si sabéis algo de francés, o aunque no sepáis, algo se entiende, esta es su biografía en la Wikipedia:

-> Biografía de Laurent Gaudé (en francés)

También he encontrado esta entrevista que le hicieron en El País, a raíz de la publicación de su última novela, “La puerta de los infiernos”:

-> Entrevista a Laurent Gaudé en El País: "El éxito me dio libertad"

Peschici y Monte Sant'Angelo Sobre “El sol de los Scorta”, se trata de una de esas novelas en las que el “dónde”, el paisaje, la tierra, adquiere gran protagonismo. Ese sur de Italia, ese sol, cuyo calor abrasador parece que sentimos al leer, esos olivos, cuyas raíces se agarran a la tierra, al igual que los Scorta.

Quiero destacar el comienzo de la novela. Lees el primer párrafo y ya estás inmerso en el paisaje y en la historia. Ya sientes en tu espalda el mismo calor que sienten Luciano Mascalzone y su asno, camino de Montepuccio, y quieres saber por qué tiene esa urgencia por llegar.

En la imagen podemos ver los pueblos de Peschici y Monte Sant’Angelo, en los que muy probablemente se ha inspirado Gaudé para el Montepuccio de la novela. Allí pasa el novelista una parte del año y de allí es su mujer.

Termino con una crítica muy elogiosa que he encontrado:

-> Crítica sobre "El sol de los Scorta" en www.ojosdepapel.com

5 comentarios:

Nieves dijo...

La novela en sí me ha gustado, me ha entretenido y la he leído en un par de sentadas. La historia es buena, pero el elogio en "ojos de papel.com" lo veo pelín exagerado. La historia la cuentan dos narradores, uno el omnisciente y el otro, Carmela en primera persona. El narrador omnisciente, en algún momento de la novela más que el narrador parece uno más de los protagonistas, pienso que opina demasiado, pone adjetivos calificativos a cosas que no debería decir él, sino que estaría mejor que lo dijera algún personaje. Por otro lado, habla de dramas, miserias, etc y no llego a ver tanto drama ni tanta miseria, de hecho a los hermanos las cosas no les salen tan mal como da a entender. Debería haber sido más duro, creo yo, tanto en la acción como en los diálogos. Me parecen muy finos los protas que apenas tienen cultura. Incluso se les ve tan bien que por momentos me parece que voy a ver a Heidi y a Pedro pasear felices con las cabras por las calles del pueblo de Montepuccio. Sin embargo reconozco que describe muy bien y engancha. Trata varios temas muy importantes e interesantes, como el drama de las grandes migraciones de europeos al continente americano a principios de siglo XX, la miseria de la Italia profunda muy parecida a la miseria de la España profunda, llena de superstición mezcada con la religión más castigadora y arcáica, venganzas personales, hambrunas, etc. En definitiva, el libro está bien, entretenido, ligero, pero un poco "blandengue" para el tema que trata. Y otra cosa, no le he conseguido ver esos ecos de la mitología griega, ¿alguien me los enseña?
Y no sigo que siempre me enrollo...
Saludos.

Antonio Majano Soto dijo...

Coincido en varias cosas contigo, Nieves, en otras no:

- Yo también creo que es exagerado calificarla como obra maestra. Sin embargo, sí me parece una muy buena novela. La he leído un par de veces para preparar la tertulia. La primera vez, defraudó un poco mis expectativas, tras un inicio tan prometedor. Pero la segunda vez la he disfrutado mucho.


- También me parece, como a tí, que, en ocasiones, la forma de expresarse de los personajes es mucho más brillante de lo que cabría esperar, dada su poca educación.

- No es verdad que no pasen cosas terribles: la experiencia de ser rechazados tras el largo viaje a Nueva York me parece para hundir al más pintado. Que Rocco sea rico y antes de morir done toda su fortuna a la Iglesia, dejando en la miseria a su mujer y a sus hijos me parece una crueldad.
Lo que ocurre es que los Scorta renacen de sus cenizas y consiguen levantarse siempre. Creo que, en este aspecto, despista un poco la sinopsis que viene en la cubierta del libro, en la que se da a entender que la saga familiar vive siempre en la pobreza.

- Para mí lo mejor de la novela es la fuerza que transmite el sentirse miembro de una familia (los Scorta, el resto de apellidos pasan a ser secundarios) y de una tierra (los olivares, el sol, la tierra calcinada del sur de Italia). También, los secretos y la sabiduría que se transmiten de tíos a sobrinos: todo ello une a la familia.

- Sobre los ecos de la mitología tengo que decir dos cosas: la primera, que hay críticos muy pedantes, que hablan de una novela como los entendidos en vinos describen el vino que acaban de catar, en términos que solo los expertos entienden ;-)
La segunda es que, en mi modesta opinión, esos ecos mitológicos pueden referirse a que los personajes sufren los reveses del destino, que les condena a empezar una y otra vez, sin que puedan escapar a él.

Por otra parte, el hecho de que Anna sea la primera Scorta que dé el paso de salir de su tierra (aunque sin renunciar a sus orígenes) y se le augure un futuro prometedor al final de la novela, indicaría que los Scorta, por fin, han burlado el destino que condenaba a su familia.

Me gustaría que alguien, más versado en mitología, ampliase este punto.

Diente de león タンポポ dijo...

Hola!!

Lo siento, he intentado leer esta novela y en el primer capítulo se me caía de las manos, así que me he aplicado una de las leyes de Daniel Pennac y he dejado de leerla ... quizás no es el momento, así que esperaré a una mejor ocasión y espero que los amigos de La Tertulia expresen su opinión y vea si merece la pena vencer ese rechazo inicial que he sentido con la novela.

Un abrazo y feliz navidad para todos. Toñi

Anónimo dijo...

Qyb u tip r franksxxxlinks, franksxxxlinks. Vuw b, tmq uwgdle|qhc ibiqaas y kd pc.

manolo dijo...

mucho tiempo a pasado , pero bueno , nieves los ribetes de la tragedia y en general , de la literatura griega son claros ; el destino , la maldición de familia heredada , la venganza , el honor , y varios topicos bastantes pertencientes a estos generos , lee la orestiada y comprenderas ,es una buena tragedia , saludos , muy dinamico libro a mi me gusto.